Tartessos, la civilización antigua avanzada que desapareció repentinamente hace 2.500 años

Daniel M Por Daniel M 9 minutos de lectura
Tartessos, la civilización antigua avanzada que desapareció repentinamente hace 2.500 años -Revista Interesante

¿Cuántas historias hemos oído sobre mitos de ciudades perdidas y continentes de gran esplendor e importancia cultural sin igual? ¿Cuántas veces se ha dicho que se descubrió la Atlántida? Pero, ¿existieron realmente esas ciudades y continentes perdidos? Es casi imposible responder a esta pregunta con certeza.

En el siglo IV a. C., el historiador griego Éforo de Cime escribió sobre «un mercado muy próspero, llamado Tartessos, una ciudad ilustre, regada por un río que transporta una gran cantidad de estaño, oro y cobre». En aquella época no quedaba rastro de la civilización a la que se refería, que algunos identificaron con la legendaria Atlántida de Platón, y durante más de dos milenios fue considerada un mito; hasta que, en el siglo XX, se descubrió cerca de Sevilla un tesoro de la Edad del Hierro, como se suele descubrir muchos otros tesoros: durante las obras.

Tartessos, la civilización antigua avanzada que desapareció repentinamente hace 2.500 años

Aquel hallazgo, bautizado como el tesoro de El Carambolo, supuso la primera evidencia arqueológica de esta misteriosa civilización que tomó su nombre del río Guadalquivir, antiguamente llamado Tartessos, en cuyas orillas se desarrolló. Fue una de las culturas indígenas más importantes de la Península Ibérica y, a través de su comercio con fenicios y griegos, supuso un cambio radical en la forma de vida de los pueblos ibéricos.

Una civilización antigua desarrollada

Nadie sabe realmente qué significa la palabra Tartessos. Algunos creen que se refiere a toda una civilización. Tartessos puede ser un pueblo, un reino entero o una ciudad (como se describe en algunos escritos históricos).

- Anuncios -

Los tartessos tenían una agricultura muy desarrollada, eran muy buenos marineros y pescadores, tenían su propio alfabeto y trabajaban extraordinariamente bien los metales que obtenían de sus ricas minas de oro, plata, cobre y estaño.

Tartessos, la civilización antigua avanzada que desapareció repentinamente hace 2.500 años

Tradicionalmente, Tartessos fue considerado «El Dorado» de las antiguas culturas de gran progreso económico y sociocultural, pero aún se desconoce su ubicación real.

Hay mucha especulación y muy pocos comentarios sobre su ubicación exacta. Para los fenicios, la ubicación de la mítica ciudad era un secreto que condenaba a quien lo divulgaba, sobre todo si tenemos en cuenta que el objetivo era mantener el control sobre el comercio del estaño, metal muy cotizado en la época.

Hitos históricos y bibliográficos.

Existen numerosas referencias y escritos que hacen importantes menciones a Tartessos (las encontramos en escritos semíticos y griegos, en la estela de Nora (Cerdeña)) e incluso en la inscripción del emperador asirio Asharadon.

- Anuncios -
Tartessos, la civilización antigua avanzada que desapareció repentinamente hace 2.500 años

Hecateo de Mileto (siglo VI a. C.) escribió sobre Tartessos como un territorio en el que había varias ciudades. Heródoto lo situó en la colonización e importancia de los fenicios y en las relaciones comerciales con ellos. Es bien sabido que los habitantes de Tartessos comerciaban y negociaban con los fenicios.

Su cultura fue descubierta por los griegos, quienes intensificaron las relaciones marítimas y comerciales con el Mediterráneo oriental. En su obra «Geografía», Estrabón habla de Tartessos. La describió como una ciudad próspera. Su población era una de las más educadas de Iberia, con ingenieros talentosos y una rica cultura literaria.

- Anuncios -

El historiador Heródoto lo describe como un reino rico gobernado por un rey llamado Argantonio. Según él, Tartessos estaba más allá de las Columnas de Hércules, también conocido como el Estrecho de Gibraltar.

Tartessos, la civilización antigua avanzada que desapareció repentinamente hace 2.500 años

Arganthonios fue uno de varios gobernantes mencionados en textos antiguos. También se supone que Tartessos tuvo reyes llamados Gerión, Nora y Gárgoris que supervisaron el desarrollo de la agricultura y el comercio, especialmente con los griegos.

Poco después de Heródoto, los relatos del erudito Éforo desarrollaron aún más la fama de Tartessos por su abundancia de cobre, estaño y oro. Afirmó que Tartessos estaba a dos días de viaje de las Columnas de Hércules. Un erudito griego del siglo II d.C. llamado Pausanias afirmó que era un río que discurría por Iberia. Esto sugiere el río Guadalquivir, que atraviesa Andalucía.

Tartessos era claramente importante, tanto política como económicamente. Muchos coinciden en que estuvo relacionado con el comercio de metales y que floreció hace unos 2.500 años.

Evidencia arqueológica

Pero centrándonos en los aspectos puramente científicos y comprobables, debemos volver a las evidencias indiscutibles que aporta la arqueología.

Las evidencias arqueológicas sugieren que Tartessos estuvo situada en una zona geográfica del bajo Guadalquivir y Huelva. Eran un pueblo muy evolucionado culturalmente y recibieron influencias directas de los pueblos colonizadores del Mediterráneo.

En primer lugar, las excavaciones arqueológicas muestran que los fenicios influyeron fuertemente en Tartessos y su cultura. Los tartessos también utilizaron el alfabeto fenicio en sus monumentos y adoptaron ciertas creencias religiosas fenicias.

Tartessos, la civilización antigua avanzada que desapareció repentinamente hace 2.500 años

En 1922, un arqueólogo alemán llamado Adolf Schulten buscó Tartessos y su capital durante mucho tiempo, pero sin éxito. Otras excavaciones en Guareña, Extremadura, Riotinto y partes de Andalucía occidental y el sur de Portugal tuvieron mejor suerte, descubriendo más de 20 sitios asociados con Tartessos. Entre ellos se encontraban orfebrerías, calderos, alfarerías, fogones y, sobre todo, restos de sacrificios de animales.

Tartessos, la civilización antigua avanzada que desapareció repentinamente hace 2.500 años

El sacrificio y la quema de animales parecían desempeñar un papel importante en sus prácticas religiosas. Los artefactos fusionaron culturas vecinas: ibérica, fenicia y griega. Probablemente esto se deba al comercio.

La decadencia de la civilización Tartessos

Nada es infinito. Con la creación de la ciudad de Massalia (antigua colonia griega en la costa mediterránea, al este del Ródano), se estableció una clara competencia comercial con la ciudad de Tartessos: los fenicios establecieron relaciones comerciales con los masalianos y comenzó así el declive de la cultura de Tartessos.

Los cartagineses intentaron reorientar el comercio de metales hacia el Mediterráneo, estableciendo un período de prosperidad en la zona de Gadir, que era abastecida por Tartessos, y Cartago reemplazó a «Fenicia» en el control comercial de la zona.

A partir del siglo VI a.C. hubo una disminución en la demanda de plata asiria, causada por la caída del imperio asirio en manos de los babilonios y de Tiro en manos de Nabucodonosor: en medio de la lucha por el control del comercio y los metales en esta área, la Edad del Bronce se superpuso a la Edad del Hierro, en la que la zona de Tartessos pasó a un segundo plano, víctima de las regiones productoras de hierro.

Después del «reinado» de Argantonio, se cree que Tartessos, alrededor del 540 a. C., se alió con los griegos en Italia contra los etruscos y cartagineses, por el control del Mediterráneo. Derrotado en Alalia durante este período, el pueblo de Tartessos quedó bajo el control de Cartago alrededor del año 500 a.C.

El final de Tartessos estuvo marcado por su posible destrucción por parte de los cartagineses, pasando a ser Gadir (posteriormente llamada Gades tras la ocupación romana) la capital de la región.

Tartessos, la civilización antigua avanzada que desapareció repentinamente hace 2.500 años

Quizás Tartessos fue destruida por una catástrofe natural, como un terremoto o un tsunami. Si hubiera una gran inundación, es posible que los habitantes de Tartessos hubieran huido a otras zonas, siendo asimilados por otras culturas.

Sin embargo, esta gran civilización, que algunos han vinculado a la leyenda de la Atlántida, desapareció repentinamente del registro histórico. Las pocas pistas sólidas sólo aumentan el misterio.

Comparte este artículo
Por Daniel M Redactor jefe
Seguir:
Emprendedor con amplia trayectoria en el mundo de los negocios online. Ha destacado por aprender en cada situación a mejorar y a ofrecer lo mejor de si mismo.
Dejar una reseña

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *