El Acueducto de Segovia, una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana

Teresa Martínez Por Teresa Martínez 7 minutos de lectura
El Acueducto de Segovia, una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana

Una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana es el acueducto de Segovia, España. Es el símbolo de la ciudad, construida hace casi 2.000 años, y sobre la que existen leyendas además de mucha historia.

Situado en el centro de la ciudad, el acueducto fue construido para transportar agua desde la Sierra de Guadarrama hasta la ciudad de Segovia. Su nombre proviene de la unión de dos palabras latinas: aqua (agua) y ducere (conducir). Antes de construir un acueducto, los ingenieros romanos tuvieron que realizar un estudio detallado del terreno, sus desniveles y las posibilidades de un mayor flujo de agua.

El Acueducto de Segovia, una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana

Las huellas que dejaron los romanos en la Península Ibérica en forma de monumentos son muy numerosas, pero el acueducto de Segovia es uno de los más espectaculares. Esta monumental obra de ingeniería romana cuenta con 167 arcos. Con una altura de casi 30 metros, era una herramienta imprescindible para transportar agua a una distancia de 16.222 metros, aprovechando los desniveles del terreno y abasteciendo a los segovianos.

El Acueducto de Segovia, una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana

Con la Plaza del Azoguejo a la izquierda y la Plaza de la Artillería a la derecha, el acueducto parece dividir la ciudad en dos. Sin embargo, la construcción monumental convive armoniosamente con el resto de la arquitectura de la ciudad, que incluye la Catedral de Segovia, las murallas de la ciudad y el Alcázar. En la cercana Plaza Mayor se encuentran los restos de uno de los desecadores de la época romana que se utilizaban para eliminar las impurezas del agua.

- Anuncios -

Un sistema de distribución complejo

El Acueducto de Segovia, una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana

La construcción se divide en tres partes diferenciadas. La zona extraurbana, donde se captaba el agua, la zona periurbana, el tramo del acueducto que transportaba el agua, y la zona urbana, donde el agua no sólo era transportada, sino también distribuida hasta su destino. La ruta intra-pueblo desarrolló un sofisticado sistema de distribución mediante canales especiales, que a su vez fueron subdivididos para alimentar los pozos y cuencas de las casas.

El Acueducto de Segovia, una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana

El acueducto se convirtió en un símbolo de la época de esplendor del Imperio Romano, un ejemplo de la gran habilidad ingenieril de esta civilización. Este crecimiento fue posible gracias a las conquistas de Trajano en Dacia y Mesopotamia y a la estabilización de las fronteras en el extremo oriental del Imperio.

El Acueducto de Segovia, una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana

El acueducto de Segovia constaba de al menos 15 kilómetros de drenaje subterráneo entre la cuenca de captación en las estribaciones de la Sierra de Guadarrama y el arrabal de la ciudad romana, donde el canal desembocaba sobre arcos en un recorrido de casi 800 metros. De la Sierra no sólo procedía el agua, sino también los materiales de construcción: los bloques de granito con los que se construyó el acueducto procedían de la Sierra de Guadarrama.

Equilibrio de fuerzas y pesos.

El Acueducto de Segovia, una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana

El Acueducto de Segovia consta de 120 pilares que sostienen 167 arcos, realizados en piedra labrada en forma de rectángulo y unidas sin argamasa. Bloques de granito superpuestos, sin argamasa ni otros elementos de unión, conforman este sistema de abastecimiento de agua que se conserva intacto desde la época de los romanos.

- Anuncios -

Incluso existe una famosa leyenda sobre este acueducto.

Cuenta la leyenda que una niña que llevaba agua al pueblo, harta de tanto trabajo, hizo un pacto con el Diablo: si hacía que el agua llegara a casa de la niña antes del amanecer, el Diablo se llevaría su alma. Trabajó duro y rápido, pero esa noche una terrible tormenta azotó el pueblo, y cuando el gallo cantó sólo quedaba una piedra por colocar. El diablo se llevó el alma de la niña, pero los segovianos se habían ganado un acueducto. Se dice que en las piezas de piedra aún se pueden ver los agujeros de las pezuñas del diablo, o quizás los agujeros donde se colocó el andamio para construir esta maravilla.

- Anuncios -
El Acueducto de Segovia, una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana

Incluso hay un canal, en lo alto del acueducto, por el que fluye el agua por la ciudad. El agua se extraía de un embalse del río Frío en la base de la Sierra de Guadarrama. Tras cruzar el tramo suburbano llegó a Segovia aprovechando las diferentes alturas del terreno.

El Acueducto de Segovia, una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana

La nueva datación del acueducto de Segovia, declarado en 1985 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ha sido posible gracias al análisis de los restos arqueológicos resultantes de una excavación realizada en 1998. Los materiales constructivos encontrados en la base de los pilares que sostienen El acueducto data de principios del siglo II d.C., mientras que hasta ahora se suele fechar en el siglo I d.C.

Durante mucho tiempo se creyó que el acueducto fue construido en la última parte del reinado de Trajano, que permaneció en el poder hasta el 117 d.C.

El Acueducto de Segovia, una de las obras más impresionantes de la ingeniería romana

Pero después de más investigaciones, se considera más probable que los trabajos comenzaran durante la época de Adriano, entre el 112 y el 116.
Los materiales que sustentan esta nueva datación son cerámicas de terra sigillata, que fueron recuperadas de los pilares que sostienen los arcos. Uno de los objetos clave encontrados que apoya esta hipótesis es una moneda romana, concretamente un sestercio de Trajano, que debió ser acuñada entre los años 112-116. Por tanto, las obras de construcción del acueducto debieron iniciarse tras la acuñación de esta moneda.

Comparte este artículo
Por Teresa Martínez Jefa de sección
Seguir:
Entusiasmada con el mundo de la belleza y la moda. ¿Quieres conocer más sobre estos temas? Entonces entra en mi mundo y sígueme
Dejar una reseña

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *