El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte

Daniel M Por Daniel M 8 minutos de lectura
El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte

David, la impresionante estatua de Miguel Ángel, ha cautivado al mundo durante siglos. Considerada una de las obras maestras más importantes de la historia del arte, la escultura de mármol resalta tanto la habilidad del artista como el énfasis en las bellas artes que definieron el Renacimiento.

Desde su inauguración a principios del siglo XVI, esta pieza ha sido admirada tanto por artistas como por conocedores del arte. Para entender por qué la escultura ha recibido tantos elogios y sigue siendo tan apreciada, primero debemos entender el contexto en el que fue creada.

¿Quién fue Miguel Ángel?

El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte

Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni (1475-1564), más conocido como Miguel Ángel, fue un importante artista del Renacimiento italiano.

Nacido y criado en Toscana, mostró afinidad por el arte desde una edad temprana, siendo aprendiz de varios artistas florentinos destacados durante su adolescencia. Aunque se formó tanto en pintura como en escultura, Miguel Ángel prefirió la escultura. Por cierto, el amor de Miguel Ángel por el mármol se debía a que pasaba mucho tiempo en la cantera de mármol de su padre.

- Anuncios -

Antes de David, Miguel Ángel completó dos encargos importantes, ambos en Roma. La primera fue una estatua del dios Baco, originalmente destinada a un cardenal de alto rango, pero que finalmente fue rechazada y comprada por un amigo de Miguel Ángel. Posteriormente, en 1498, Miguel Ángel comenzó a esculpir su primera Piedad para el cardenal francés Jean de Bilhères. Esta pieza tuvo mucho éxito y sigue siendo una de sus obras más importantes.

El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte
El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte

Miguel Ángel creó el David a partir de un solo bloque de mármol entre 1501 y 1504. Miguel Ángel, una figura prominente en Florencia, que en ese momento solo tenía 26 años, recibió el encargo de crear la escultura como parte de una serie que embellecería el techo de la Catedral Santa. Maria del Fiore («Catedral de Santa María de las Flores»).

Los cónsules del concilio pidieron a Miguel Ángel que completara un proyecto inacabado, iniciado en 1464 por Agostino di Duccio y continuado por Antonio Rossellino en 1475. Ambos escultores finalmente rechazaron un enorme bloque de mármol debido a la presencia de demasiados «taroli». o imperfecciones, que podrían haber amenazado la estabilidad de una estatua tan grande. Por lo tanto, este bloque de mármol de dimensiones excepcionales permaneció abandonado durante 25 años, en el patio de la Ópera del Duomo (Consejo de la Sacristía).

Miguel Ángel fue el artista más famoso y mejor pagado de su tiempo. Aceptó con entusiasmo el desafío de tallar un David y trabajó de manera constante para crear una de sus obras maestras más impresionantes.

- Anuncios -
El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte

Sin embargo, una vez terminada la pieza de 6 toneladas, quedó claro que sería casi imposible levantarla. Por lo tanto, se decidió que el David se colocaría en el Palazzo della Signoria, donde permaneció como símbolo de fuerza y ​​desafío desde 1504 hasta su traslado permanente a la Galleria dell’Accademia en 1873.

Se necesitaron cuatro días y 40 hombres para trasladar la estatua desde el taller de Miguel Ángel detrás de la Catedral de Santa María del Fiore hasta la Piazza della Signoria.

- Anuncios -
El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte

La escultura representa a David, un personaje bíblico. En una narración particularmente conocida (1 Samuel 17 es el capítulo 17 del Primer Libro de Samuel en el Antiguo Testamento de la Biblia cristiana o la primera parte de los Libros de Samuel en la Biblia hebrea), David lucha contra Goliat, un colosal Filisteo.

Aunque no muchos le habrían dado muchas oportunidades, un David desarmado derriba a su enemigo con una honda y luego lo decapita con su propia espada.

Dada la estimada reputación de David, no es sorprendente que se decidiera por esta escultura.

Además, como ciudad-estado independiente, la República de Florencia era consciente de las amenazas que la rodeaban. Por lo tanto, vieron a David como un símbolo perfecto de Florencia, ya que capturaba un coraje inquebrantable y una fuerza inesperada.

Durante el Alto Renacimiento (de los Titanes), Miguel Ángel creó obras figurativas que se centraban en el equilibrio, la armonía y la forma ideal. David resalta estas sensibilidades artísticas a través de su postura asimétrica y realista, conocida como “contraposición”, y a través de sus detalles.

El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte
El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte

En la mayoría de las representaciones de David que se han pintado y esculpido a lo largo de la historia, los artistas han optado por representarlo como un adolescente. También suelen optar por capturar el momento en el que David mata a Goliat. Este enfoque es evidente en obras conocidas del artista del Renacimiento temprano Donatello y del pintor barroco Caravaggio.

Sin embargo, curiosamente Miguel Ángel decidió representar a David como un hombre. También eligió creativamente mostrarlo en los minutos previos a la batalla, con un cabestrillo en la mano y una expresión determinada en su rostro.

Una creación impresionante

Con 4,34 metros de altura (5,17 metros incluido el pedestal), la escultura que representa a David es claramente fascinante. Muchos se han preguntado ¿por qué David es tan alto?

El tamaño de la escultura probablemente se deba a su ubicación: se suponía que debía estar situada en el tejado de la catedral. Para que el público pudiera admirar la escultura, tenía que ser lo suficientemente grande como para ser vista desde la Piazza del Duomo, de ahí el gran tamaño de David.

El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte
El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte

La anatomía y la postura detalladas ejemplifican los cánones de belleza venerados en esa época; las venas de las manos, la perfección de las piernas, la tensión de los músculos y los detalles del rostro nos cautivan y nos hacen maravillarnos ante el dominio de la anatomía humana de Miguel Ángel.

El David de Miguel Ángel: una de las esculturas más sorprendentes de la historia del arte

Existen varias réplicas de la obra repartidas por todo el mundo; una de las más destacables es la copia en yeso que se puede admirar en el Victoria & Albert Museum de Londres.

Aunque ninguna reproducción podría reemplazar al original, estos moldes tienen dos propósitos importantes: educar al público (algunas réplicas incluso se utilizan como material didáctico táctil para los investigadores que estudian la estatua) y difundir el profundo legado de Miguel Ángel tanto en Italia como más allá.

Comparte este artículo
Por Daniel M Redactor jefe
Seguir:
Emprendedor con amplia trayectoria en el mundo de los negocios online. Ha destacado por aprender en cada situación a mejorar y a ofrecer lo mejor de si mismo.
Dejar una reseña

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *